Años de juventud en la ciudad de Le Puy

menu_espagnol
Nous remerçions
Helena Oro
pour la traduction
espagnole

"

« Mi primera visión del arte : la persiana metálica pintada de la charcutería familiar.

El escaparate con columnas acanaladas de madera clara, mostrando los platos preparados con amor, se reflejaba en los espejos enmarcados de mármol blanco.

 

Las visitas al matadero para la matanza del cerdo, el degüello, el flameado de la piel con paja encendida, el mal olor, las cabezas hendidas, el descuartizamiento cirurgical, ... estas fueron mis visiones hasta los estudios secundarios.

2 3  4  5  6  7  9





la specola La fascinación que han ejercido las ceras de La Specola en Florencia, las momias de Palermo, los lienzos de Rembrandt y de Soutine, con bueyes abiertos en canal o los atlas de anatomía, no son ajenas a esto. rembrandt boeuf louvre
cathédrale du Puy

Mi infancia en Le Puy en Velay, estuvo bañada tanto en la locura geométrica de la catedral suspendida sobre dos enormes pilares como en la suntuosa iglesia barroca del Colegio de los jesuitas.




La lectura de D. Fernández en « La perle et le croissant » y la fotos de Ferranti han sido un revelador de mi trabajo barroco.


Las decoraciones de la calle Saint Jacques en Le Puy durante la fiesta anual, les pasteles de la pastelería vecina, el colmado tostando el café sobre la acera, me maravillaban.


le puy en fête



velasquez

Así como el crucifijo de Guy François, llamado Guigoaniciento, en el centro del altar dorado y la Venus de Vélazquez, regalo de mi maestra de matemáticas, que fueron mi primera cultura elitista.





Los viajes a Italia y a España, el retablo de Issenheim de Grunewald, el juicio final de Van der Weiden, así como las cuevas del Tarn y del Perigord, belleza al estado puro, lejos de la mano del hombre, la completaron. Van_der_weyden_polyjugement



comby_et_l_aigle_r.jpg

Ser escultor es un desafío continuo al sentido común, es un lujo soberbiamente deficitario. También es vivir con los ojos continuamente abiertos, sin anteojera, sin barreras de protección, sin prohibiciones ni censuras, conscientes de la propia inutilidad en este mundo. Entonces la verdad surge en la obra. Pero la verdad desnuda es escandalosa. Hay que asumir el riesgo de marginalización, del nadar a contra corriente. Las dificultades, las decepciones, las críticas durante cincuenta años de escultura, no han afectado la pasión, la fe, el amor del trabajo cotidiano en el taller, a solas ante sí mismo.










Comby_en_haute_loire

 

La granja museo de Moudeyre (Haute-Loire)




<<hacia_la pagina_anterior   
 hacia la_pagina_siguiente>>